Lovely weekend
































El fin de semana pasado estuvimos en una casita rural pasando unos días junto con parte de la familia. Fue un viaje muy muy agradable, lleno de descanso, paz y muchísimas risas, y no, llamadme egoista si queréis, pero no pienso desvelar el lugar de este paraíso rural lleno de encanto y detalles. Pudimos disfrutar de su pueblo, su gastronomía (mmmhhh, menuda paella nos zampamos!) la iglesia, el lavadero rehabilitado y como no de la maravillosa casa que Don Jose Felipe y sus hijas nos alquilaron para pasar estos días, ¿verdad que es una monada? Nos lo pasamos de miedo en la piscina, haciendo barbacoas, tomando mojitos a media tarde y viendo como la mascota de la familia disfrutaba como una loca en su estado natural. Os dejo con una pequeña muestra de las muchas fotos que hicimos espero que os gusten. ;)

2 comentarios:

Itzi dijo...

pero que pasada de sitio. jajaja y la Noa es total con los pelos a lo loco

HOLA! dijo...

se lo pasó a lo grande no paró ni un minuto!